Psicología del trabajo: El psicólogo en la empresa

La psicología del trabajo se encuentra entre las especialidades más demandas para los graduados en psicología. Además de la conocida psicología clínica, esta rama de la psicología ofrece gran cantidad de oportunidades para aquellas personas que han estudiado psicología o están pensando en estudiar psicología y no tiene muy claro todavía las salidas profesionales.

No obstante cada vez más la figura del psicólogo dentro de los departamentos de recursos humanos va dejando paso a otras especializaciones universitarias como la de los graduados en relaciones laborales o aquellos que se licenciaron en ciencias del trabajo.

Tampoco podemos olvidar que una función muy importante de los graduados en psicología está siendo últimamente la de coachers o dedicados al coaching empresarial para altos directivos o para la gestión de equipos en los casos de absorción de empresas por otras.

Psicología del trabajo: ¿A qué se dedica un psicólogo del trabajo en una empresa?

Dentro de las empresas la figura de la psicología del trabajo a ido tamando cada vez más importancia. El psicólogo del trabajo, psicólogo de empresa o también conocido como psicólogo industrial se ocupará de aplicar aquellos conocimientos de gestión de personas y de grupos en beneficio de la organización que lo ocupe.

Este psicólogo se ocupa del estudio, la valoración diagnóstica, los procesos de coordinación y la gestión de los empleados dentro de la organización, asuntos que, de no ser tratados por un profesional cualificado, pueden resultar de suma dificultad, además de favorecer un entorno casi tóxico en la empresa.

Esta es una de las labores de la psicología del trabajo, pero no solo de ocupa de la gestión del conflicto dentro de la organización, sino que cada vez son más las empresas que cuentan en su plantilla con psicólogos especializados en reclutamiento de candidatos y de la gestión de los departamentos de selección de personal.

La psicología del trabajo en los procesos de la empresa: antes, durante y después

Como vamos a ver el psicólogo que trabaja en la empresa deberá de ocuparse, él o mediante un equipo de aquellas tareas necesarias para la gestión completa del personal que tenga asignado o de aquellos empleados que vayan llegando a la corporación.

No podemos olvidar que la empresa necesita par a funcionar una especie de aceite que lubrique y evite los roces entre sus empleados y directivos y es, el psicólogo el que deberá analizar en qué situaciones pueden plantearse estos problemas para poder gestionar previamente el conflicto antes de que este se desarrolle.

Es tan importante para una empresa tener empleados, como que estos se encuentren cómodos y no existan conflictos dentro de la misma organización, que puede mermar la capacidad de trabajo como la de creación. Un equipo coesionado es la clave del éxito de la empresa y la psicólogía del trabajo se ocupa de que esto se así.

La pscología de la empresa: una carrera de futuro

No dudes que una buena formación en psicología te podrá ayudar a llegar a este tipo de puestos de trabajo, pero también una especialización bien determinada y creada específicamente para ello puede ser la clave del éxito para aquellos casos en los que estés pensando en dedicar tu futuro a trabajar como psicólogo.